14 jun. 2011

PROBLEMA MATEMÁTICO: "LA NOTA DE DUKE NUKEM FOREVER"


Jaimito tiene 70 euros en el bolsillo del pantalón. Podría gastárselo en cosas decentes o, directamente, en droga, pero Jaimito ha decidido comprarse un juego para su consola. Como Jaimito es bastante influenciable y tiene un -2 en carisma y -9 en criterio, se ha dejado seducir por el constante flujo de comentarios sobre Duke Nukem Forever que se han ido sucediendo desde tiempos inmemoriales en internet hasta su lanzamiento al mercado, y muy probablemente se lo compre.

Pero Jaimito, que también es un poco desconfiadillo (y ligeramente maricón, pese a que este último dato no es relevante ahora), quiere asegurarse de que hará bien comprando el último y esperado título del Duke, así que ha decidido echar una ojeada a algunas webs profesionales de videojuegos para acabar de convencerse de que su inversión es la más acertada.

La primera parada la hace en Meristation. Allí Jaimito se lleva un susto de muerte: un 6 de nota en la Meri equivale a un suspenso en el mundo real (y a la muerte en Matrix).


Totalmente perplejo por esta situación, Jaimito entra en VadeJuegos para confirmar la catástrofe, y se encuentra con que, al igual que hiciera Hobby Consolas con Super Mario 64 años ha, dicha página no le ha colocado puntuación al juego. Jaimito, descolocado, empieza a sudar.

Le viene a la cabeza Metacritics. "Ellos nunca fallan", se dice mentalmente. Cuando llega descubre que la nota media de Duke Nukem Forever es de 51/100, una de las puntuaciones más bajas que se recuerdan en la actual generación si hablamos de juegos de primera línea como el que nos ocupa. OMG!


Jaimito respira profundamente. Está fatigado. Se promete a sí mismo que la siguiente parada será la última. Un click de ratón le abre la página principal de HardGames2. Busca el análisis del juego desesperadamente. A ver… ¡Un 8,5! ¿Prácticamente una obra maestra? ¡Mi no entiender! ¡Pero si iguales son!


Jaimito no puede más. Está fuera de sí. No entiende nada. Apaga el ordenador y, de un salto con triple tirabuzón, se tira de cabeza por el balcón de su casa (y estamos hablando de un cuarto piso, ojo).



LA PREGUNTA:

¿De dónde ha sacado Jaimito los 70 euros si Jaimito no tiene dónde caerse muerto?
.
.

13 comentarios:

  1. Jaimito es latino en realidad. Por eso puede costearse lo que quiera, su familia trabaja en el mundo de la droga. Y él se mete parte de ella.

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría ver que nota le pondrían a este juego si no se llamara Duke Nukem. La unica puntuación que he visto realmente coherente ha sido un 3 en Eurogamer.net.

    Osculos!

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor de todo es cuando te lees el análisis y ves que se trata de un juego de PS2 en el año 2011 al que le cascan un 8,5. Tienen mérito por tener tan poca vergüenza y seguir teniendo zomb... digo lectores.

    ResponderEliminar
  4. Lo mejor es el "no nos parece justo puntuar el juego" de "VadeJuegos". Pues a mi no parece justa vuestra existencia. Ea.

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien ha comentado otra web a la que tampoco le gustó LA Noire y lo dejó sin nota? XD

    ResponderEliminar
  6. Topofarmer: einh?

    ResponderEliminar
  7. @Troll Smith:

    Los coleguitas que no son psuedos no han puesto nota al juego. El único juego en portada sin nota xD

    ResponderEliminar
  8. La pregunta a hacerse sería: ¿Por qué Jaimito va a comprarse Duke Nukem Forever para Xbox360 en vez de para PC?

    Efectivamente, por gilipollas.

    Firmado: ajaregreen

    ResponderEliminar
  9. Porque no tiene dinero para un PC, gilipollas

    ResponderEliminar
  10. Quejarse por eso es muy de pobres.

    ResponderEliminar
  11. Los 70 euros son meramente una metafora de que la prensa videojueguil esta loca y que esas notas dan yuyu.

    ResponderEliminar
  12. Cualquier guía de compras es de todo menos informativa.

    ResponderEliminar
  13. Pero al final, ¿me lo tengo que comprar o no?

    No hay nada peor para alguien sin criterio como yo que la falta de unanimidad por parte de la crítica.

    :(

    ResponderEliminar